...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

16 de octubre de 2007

Pereza

Sin saber lo que era autoflagelarse
la palabra misma salió a mi encuentro
-hace ya tiempo-
y allí
entre mis pensamientos
me hostigué sin cesar.

Y me pregunto:
cuándo me ponen la camisa de fuerza,
cuándo vienes a buscarme
y por qué convivo con verbos que con el amor no suelen llevarse bien.

13 comentarios:

etaxys dijo...

ana...ya tienes una camisa de fuerza "la palabra",pero no aprieta ni hace daño.
Un saludo.

Nadie dijo...

Que cómo metes la música a través de feed ;-))

Luis David dijo...

Cuándo vendrán a buscarte
desde el fondo del abismo,
cómo dejaran su huella
las historias del camino.
Es como encontrarte sola
en medio de tu destino,
con las palabras volando
como puñales sin filo.
Y cuando te crees perdida
dando vueltas a lo mismo
te rompes el alma toda
al dejarlo por escrito.

renfield sonia dijo...

Casi me inclino a pensar que los que es una camisa de fuerza es la propia pereza, que limita tus movimientos... la palabra los facilita, pero dentro de un entorno limitado... Es la pereza, l'ennui, la lesine, le peche... que alimentan nuestros "amables remordimientos" y atormentan nuestras noches!

Gabriel dijo...

Yo me pregunto lo mismo, Ana.
Besos, desde el mismo lado de la luna.

sibila dijo...

la palabra sale a nuestro encuentro, o nosotros salimos a buscarla? y esos verbos, ana, que nos distancian del amor...

caborca dijo...

"Verbos quer con el amor no suelen llevarse bien". Es un problema- creo- por la manera como lo conjugas. Recuerda que Hay unos imperfectos.

caborca dijo...

Es mi culpa no haber sido claro. Quise hablarte de esos verbos que con el amor no suelen llevarse bien contigo... (dijiste) Y te hablé de un problema, pero no gramatical. Intuyo que hay una conjugación emocional que está fallando -sólo tu lo sabes- .Por eso hablé de los verbos imperfectos. ¿será?

Julio Roberto Prado dijo...

por necedad y distracción más que por otra cosa, nos dejamos caer en esos letargos de angustia.

Ana R dijo...

Hay verbos que no son fáciles de conjugar, siempre.

Un abrazo

Rocío dijo...

Me gusta la frescura de tu poesía.

Besos

Misael dijo...

Con este escrito mmm no se es diferente a los q te he leido, es mas prolijo... si eso debe ser.

MicheGaia dijo...

Hace unos pocos días compré un pedazo de universo aquí dentro.

http://michegaia.blogspot.com/

Para compartirlo contigo, también.

Un saludo.