...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

5 de octubre de 2007

Aguas

Todo lleva este nosequé
que
por todos sitios te presentas
y
en ningún sitio te veo.

Simplemente me acompañas
en este sentir
sin sentido.

Creo que he perdido el norte.
Y de perdidos,
al río.

Yo ya llevo tiempo nadando contracorriente.

**(...), ahogándose en un vaso de agua
Estás vivo en mi pecho
y sólo yo te siento.
Eres el alquimista
que transforma en poesía
nuestro llanto.
**Claribel Alegría, a media voz

4 comentarios:

desmartes dijo...

Hola. Comenzaste a leerme sin que pudiera estar presente para agradecerte que hicieras por que me enterara. Hoy quiero hacerlo ya que llegué hasta aquí. Ha sido fácil, vamos en el mismo sentido. Así que te sigo, en este de perdidas por el río. Un beso.

Rocío dijo...

Por eso tu corazón tendrá la textura tierna y potente de los salmones.
Bonito juego de palabras.

Gabriel dijo...

No perdiste el norte, o quizás, si, y encontraste el sur.
Me gusta tu juego de oposiciones.
Besos.

Misael dijo...

juegas con las palabras...pero no dices mucho