...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

5 de octubre de 2007

Necesidad

Como si fuera yo a irme a algún sitio.
Así me gustaría que me miraras ahora.

3 comentarios:

Gabriel dijo...

Y te mira, seguro que si.

Julio Roberto Prado dijo...

La belleza se aprecia sólo si es finita, corrompible. En sí, amamos las pérdidas mucho más que las ganancias, porque significan la reconquista de los territorios, reestablecer el dominio en este juego de poder, que es estar vivo. Me ha puesto a pensar tu poema.

Misael dijo...

aquí expresaste mucho...tantas sensaciones en tan cortas frases...quede con ganas de irme, pero eso no me lo permitiré