...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

27 de diciembre de 2007

Ahora ya sé cosas

Ahora ya sé cosas,
más cosas,

que en este espacio
los metros que nos separa un instante
son
clavo ardiendo en mi estómago

que todo es relativo excepto la muerte,
esto que quema
tus ojos apagados
allá
a lo lejos.

[ viene de Descobriment ]

18 comentarios:

josé luis cervera dijo...

El deseo de conocer, de saber más, esa es tal vez la cuestión. Ese mismo deseo de conocimiento nos da la vida, y también la muerte, muchas veces en vida. Ese mismo afán nos quema aun en los ojos más apagados. Hay una bonita relación entre la figura de los ojos y el conocimiento: a través de la mirada conocemos y crecemos. De alguna manera nos quemamos...
Gracias y feliz año.

Clarice Baricco dijo...

No lo tomes como halago, tómalo como una verdad: cómo le haces para escribir la intensidad en una brevedad? no me contestes. Yo te siento en cada poema que te leo.
Eso es parte de mi vida: sorprenderme por la belleza de las letras y tú la provocas.
Además, siento que tus poemas deben ser publicados en papel, bueno, por si aún no.

Recibe muchos abrazos y lo mejor para el 2008.

No dejes de escribir.

Luis David dijo...

Entre las cosas que yo sé es que deseo que seas feliz.

Buena ventura para este nuevo año.

besos

sibila dijo...

somos en un otro. pizarnik escribió: «coger y morir no tienen adjetivos». ella sabía. usted también, ana.
buen año.
de corazón.

claudia dijo...

hermosamente escrito

aunque me duela, ya que es lo que exactamente siento

y si, yo también amo a sabines, creo que "los amorosos" me describe de pies a cabeza

un abrazo
claudia

Rocío dijo...

¿Para qué tendremos que saber? ¡Qué bien si sólo pudiéramos sentir en algunos momentos sin saber, sin pensar, sin conocer nada...!
¡Qué felices seríamos en la ignorancia!
Besos y que pases unos días muy felices

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Ana:
qué belleza.
Y los últimos versos...la muerte en sus ojos
yo he visto eso
Qué belleza,amiga
Un abrazo
Que el año que viene mantenga tu pluma en ristre,maestra

alma dijo...

Hay tantas cosas.
Feliz año

Gabriel dijo...

Que ese clavo no arda mas, Ana.
Te deseo un nuevo año lleno de Luz.
Te abrazo, extremeña, siempre.

Javier Herque dijo...

La distancia es una palabra donde nada cabe…si tu lo deseas, donde nada tiene sitio…si tu lo deseas.

La distancia es una palabra que derrotan o acrecientan los recuerdos…los miedos…los sentimientos.

Seguro, estoy seguro, que tu sabes derrotar esa distancia.

Un beso.

Angel dijo...

Como dice la canción:

"En sus ojos apagados
hay un eterno castigo,
.....................
...pertenece al sueño
de un destino."

Siempre tuve esa jodida impresión,
que no es ni más ni menos,
que esa tristeza que llega
conforme aprendes en esta vida.

Intentaremos mantener cierto equilibrio.

Te deseo un buen año compañera.
Un abrazo.

quantum dijo...

Descubro, voy descubriendo, el apasionamiento de tus letras y el valor de la pasión que llevan. "Ahora sé cosas", dices: tu intensidad lo muestra.

Mi abrazo, Ana.

A do outro lado da xanela dijo...

Precioso.

Increíble como has condensado tantos sentimientos en unas líneas.

Felicidades por tu trabajo, pasaré por aquí a menudo.

Un saludo

EL DESPOTRICADOR dijo...

La distancia com un clavo en el estómago... una idea sencillamente demoledora, por la capacidad de reunir en sólo una frase un sentimiento tan profundo.
Quise agradecerte los comentarios, pero verdaderamente mi agradeciemiento debe ser porque a través de ellos pude tener acceso a tu talento.
Te mando un enorme abrazo, y ya me tendrás a menudo disfrutando de tu obra.

IGNACIO dijo...

Conocer nunca está de más, hasta lo negativo de nosotros mismos, conocer del exterior es lo más habitual, conocer nuestros adentros más internos se hace más complicado.
Bs.

Gabriel dijo...

Aquí de vuelta Ana, para leerte, saludarte, y contarte que el infinito es un animalito sin cola, por eso es imposible cazarlo!
Un abrazo, como siempre.

Julio Roberto Prado dijo...

tienen algo. tus poemas. todos. me pegan duro. yo estoy hecho de letras. de verdad. y algunas partes empiezan a llenarse con tus poemas: todo es relativo excepto la muerte...

Bolki dijo...

..ya te han dicho tantas cosas
¡Feliz año!, sabionda