...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

5 de diciembre de 2007

Los tus ojos

El saber que son los tuyos,
que hasta mi páncreas los reconoce,
ver que me ven
y que soy yo misma,
yo,
la que te está doliendo,
ay dolor,
me miras y pienso,
pienso que me muero por dentro.

Que me dejen así,
tal cual,
desnuda,
y cuando vaya justo a pasar
cuando trasponga el muérdago de la indiferencia,
ahí,
morirme un rato antes.

**Alba Molina, por tangos.

- cuélgalos, corre,
vamos a columpiarnos de nuevo en este juego de pupilas
que son las noches que ofreces...

21 comentarios:

José Luis dijo...

Qué dulce sabe
la muerte
cuando uno reconoce
que se muere
por dentro
cuando la mirada hiere...
con placer.

pm dijo...

¿será el páncreas un ojo singular extremadamente sensible al dolor cuando la muerte lo acecha?

Ana R dijo...

Que visceralidad más sublime.¡¡Ay!! (suspiro desmedido)

Un abrazo

Julio Roberto Prado dijo...

y si bailas esta canción, te mejora la salud?

Clarice Baricco dijo...

Sólo tú sabes reconocerlos.

Abrazos a tus letras.

moderato_josef dijo...

Excelente post, excelente blog. Saludos desde Madrid, España.

renfield sonia dijo...

Bonita expresion de la fabula del espejo, se es yo, sujeto, porque la mirada del otro te sujeta y te construye... algo te comente en un anterior post acerca de un mundo ideal sin espejos, alejados del narcisismo, no tendriamos otra opcion que existir a traves de los otros... claro que la sombra de su caprichosa indiferencia puede sumirnos en una nadedad profunda y despiadada... ya te lo dije... cortate el pelo y obligate a mirarte al espejo, al tuyo...

Luis David dijo...

"Morirme un rato antes"

Buen recurso

besos

Luis David dijo...

...y morirme un rato antes
al percibir en la sombra
el olor de tu presencia
que a mis ojos se asoma.
Morir a ratos o siempre
en el calor de tu alcoba
cuando el sol de la tarde
triste su plaza abandona.
Morir, al fin, en tus brazos
y en el cerco de tu aroma,
morir contigo, a tu lado
para no morirme sola.

Mar dijo...

me encanta tu blog!! tienes cosas lindisimas y sobre todo muchas en las cual me siento reconocida...

Me gustaria mucho saber como hiciste para poner musica en tu blog, llevo dias buscando la forma de poder ponerla en el mio y no se como
Gracias

Ana (...) dijo...

Renfield, sí, el espejo va dejando rastro atrás, y lo del corte me lo pienso pero no sé no sé...

LuisDavid, me encantó el seguimiento del poema, muchas gracias.

Julio Roberto, la canción no sana, no, pero la dejé ahi pues es una monería, a mi me lo parece.

MicheGaia dijo...

Pedazo de sentimiento arrastras contigo.
Has creado un mundo maravilloso.
Enhorabuena.

Mar dijo...

Gracias!!! te explicaste de maravilla pues con lo torpe y negada que soy para esto lo consegui hacer a la primera, y ya estaba rayandome cuando veia que tenia que darle al play para escucharlo... Muchisimas gracias !!!

Bolki dijo...

...ya que ando un tanto cadáver, advierto que morir no es grato, ni siquiera por joder.
Mejor morirse después
.....o que se mueran los ellos.

Eso sí, el verso es muy bello.........y la canción también.

Ana (...) dijo...

Bolki, te juro que antes que vivir esa indiferencia prefiero morirme un instante antes!

josé luis cervera dijo...

Terriblemente visceral "hasta mi páncreas los reconoce", este poema de sufrimiento, de pretendido sufrimiento ante una perdida de luz, de ojos. Decían los antiguos que por ellos entra el amor,y pienso que tenían razón. Pero por ellos también se va ...
Gracias.

Gabriel dijo...

La indiferencia, la peor de las muertes. Y sin embargo, nadie muere en las vísperas...
Un abrazo, Ana. Siempre es un gusto leerte.

Rocío dijo...

Nada mejor que marearse mirando unos ojos o sintiéndolos mientras los besas.
La muerte a ratos es una bendición.
Tú abre los ojos y sigue mirando para que nosotros te veamos.
Besos.

Misael dijo...

No te entendi.

Misael dijo...

deberia oir la cancion...

Ana (...) dijo...

misael: la síntesis de esto sería que prefiero morirme antes que encontrarme sus ojos apagados... y la canción no cuadra con lo que digo, pero es una preciosidad y me apetecía colgarla ahí, puedes oirla si le das pause a la canción que aparece en EL OIDO, a la derecha, porque esa suena automáticamente o bien cuando aquella termine le das aquí al play y listo.