...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

8 de noviembre de 2007

Primera casilla

Un día de estos escribiré:
ya no te voy a escribir,
nunca más.

No te preocupes:
tengo mala memoria,
lo olvidaré,
y
volveré a escribirte.

Como la vida misma,
esta nuestra,
en la que hemos empezado de cero,
varias veces,
con ojos brillantes,
sin reproches.

Te gusta la primera casilla,
sí, te gusta,
y no sé qué tenga ella,
aquí y ahora,
que yo no tenga.

10 comentarios:

Alunizado dijo...

Mucha razón.Es como los propósitos al empezar el año:voy a hacer esto y lo otro y al final volvemos al punto del que empezamos,a la primera casilla.

Nunca se me dieron bien los propósitos de enmienda ni eso de "de este agua no volveré a beber",qué puedo decir.En el amor los hay,como en todo,pero esos joden de verdad...qué puedo decir.

Un besote.

Gabriel dijo...

Como el ave Fénix, recomenzando desde las cenizas del olvido (o del recuerdo?)
Vivimos en esta eterna paradoja que es el mundo, que son nuestras almas.
No dejes de escribir.

pm dijo...

esa primer casilla, esa luna y esa música iluminan la negrura. gracias

esmoris lara dijo...

Hay que comenzar siempre de cero y no por ser prolijos, sino para comenzar, que es lo importante. A propósito te cuento que maté finalmente a Vidas infames (antes de eliminarme) y comencé otro espacio que se llama quenoseademasiadotarde.blogspot. Como les comenté a las otras 5 almas generosas que vinieron a mi velorio, comenzaré este blog con otra cabeza pero con el mismo corazón. Y se lo dedico a tí, y a los otros 5. Con ese corazón fortalecido por tuy aliento. Gracias.
Roberto

josé luis cervera dijo...

La verdad es que de eso vivimos, de partir desde "presumiblemente" la primera casilla en esta partida que es la vida. Pero no deja de ser un engaño, nadie realmente vuelve atrás, nada queda ni es lo mismo, porque en nuestro equipaje cada vez hay más cosas, pesa más. Yo creo que es todo una ilusión. Muchas veces de eso mismo vivimos y a eso mismo nos aferramos: a la ilusión.
Gracias.

Clarice Baricco dijo...

ayy cómo me gustó eso de la mala memoria y el volver a escribir, uff...

Sigo cada letra tuya
y te digo: no dejes de escribir.

Besos

Julio Roberto Prado dijo...

has encerrado el suceso de una despedida. Me gustó.

Ignacio dijo...

Tener mala memoria en ocasiones resulta bueno.
Preguntarse que tienen los demás...

Nº 34.

Abrazos.

renfield sonia dijo...

Recuerdo que para volver a la primera casilla primero te tienen que matar... por otro lado simpre he odiado volver a recorrer el camino ya andado...

Hank dijo...

Escribes bien y muy fresco. Una auténtica Ana. Pero ¿cómo te prodigas tanto? Cuando mires atrás verás un rastro de poemas que se perderá en el horizonte.
Alejarse en línea recta es volver al punto de partida. Irse es venir. Cerrarás un círculo de poemas alrededor del planeta y te encontarás a la primera Ana, la que siempre ha sido, la única.