...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

13 de noviembre de 2007

(...) paréntesis I

Entonces ...

¿las certezas ya no son certezas y de los errores ya no hay marcha atrás? ¿dónde te explican esto, las pautas a seguir? Decidísteis cambiarlo todo justo en un descuido o no sé cuando. ¿Cuándo se entró en la era de no hacer caso a los cuerpos, a lo que muestran? Regresareis, camuflados, hablándome de la vomitada esperanza, a la cual ahora conozco por ser protocolo de desgracia. Me torcí de todo o todo se torció de mi, no escuchais, no entendeis de lamentos, respirais, profundo, habiendo ya dejado puesta la alarma del móvil para que suene justo a las ocho menos cuarto. No sé vivir así, se lo juro al mundo. Estoy a la vuelta de todo esto que montásteis, se me encuentra como persona emancipada, familia unipersonal, srta al teléfono, nadie repara en la estela de silencios que dejo en cada vagón de este viaje a no sé dónde. Antes, al menos, las letras, estas, me ayudaban a descargar parte de lo que llevo en mi mochila de malas ideas, ya ni eso, lo habeis puesto todo patas arriba, haciéndome a un lado, ahí, a la vuelta.

...Desidia.
.

7 comentarios:

josé luis cervera dijo...

En cierta manera me es difícil enfrentarme a este texto, a este alegato de reafirmación de crisis. De alguna manera, tal vez algo lejana o no, me recuerda a la angustia vital de K., aquel personaje que como todos los de Kafka eran víctima de un absurdo pleito con el sistema, el cual naturalmente siempre les pasaba por encima, sin ningún miramiento, pisoteándolo como aquel Sansa de La Metamorfosis, por ejemplo. No sé. Es duro, tiene algo este texto que me provoca. Vuelvo a releer "¿cuándo se entró en la era de no hacer caso a los cuerpos, a lo que muestran?" Palabras que me provocan y me motivan para un verso. ¿Sabes? Lo más difícil para mí es encontrar el primer verso, después todo es más fácil....
Gracias.

Gabriel dijo...

No hay certezas, Ana, y vivimos en constante error.
Es como si el mundo anduviera por un lado y tu por otro (sé lo que es eso)
No sé si las letras sirven para descargar algo, pero sí que sirven para saber que estás, que estamos, que no estamos solos en este mar de incertidumbres.
Un beso, muy grande.

Juan Cosaco dijo...

Yo no hablaría de tocar fondo o empezar a salir del tunel; quizás sabemos que no se puede tocar techo al raso y que lo que importa no es la oscuridad sino la compañía. Igual voy y te digo que, con un poco de tiempo, hasta perdido se está bien.
Pero claro, hoy tengo el día optimista, jeje
Salud!

Javier Luján dijo...

No tengo respuestas, por lo mismo trato de dar sentido a mi vida con unas cuantas líneas escritas en el silencio de la noche; líneas que intentan esclarecer lo más turbio del alma, esos miedos que acechan escondidos... Aunque, he de reconocer, pocas veces lo consigo.
un beso, Ana.

renfield sonia dijo...

Hay una sola certeza que envuelve a las demas: nos morimos y cada acto es la escenificacion del ensayo de una accion, el error y el desequilibrio son nuestra propia definicion... cual es el problema?

Angel dijo...

Será el otoño...o el domingo por la tarde,
seran las ganas de verte y no verte;
en la búsqueda del sentido, a veces es inevitable sentir esa desidia, ante la falta de una comunicación real, ya sea externa o interna.
La única certeza es la falta de certezas,
...no es fácil, o quizá sí.

Un saludo.

Misael dijo...

aunque se me olvida el gesto diario... se por ti que esta noche habra duelo de reproches.
Me gustaria hablar mas contigo sobre este escrito en particular, sobre este tema.