...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

15 de noviembre de 2007

Hoy, de nuevo, no me importaría

No me importaría ser dolor,
quizá sería más chulo ser tirita
pero sé que de algo puedes estar crónico.
Y eso duele.

No me importaría ser dolor;
el de tu muela del juicio
(si yo las tengo o te han salido o están en ello),
uno de tus esguinces de tobillo
para que me toques con la escayola
¡aunque sea firmarte en ella!
no haberlo hecho parece que duele un poco.

De esa costilla que te rompiste
ser el cacho que falta o por un rato,
la radiografía.
Todo lo que acaba en –ía les debe doler a los ingleses.

Sí, no me importaría ser dolor,
mi propio dolor de haber quedado contigo
y no presentarme sin querer
¿a ti te dolió algo? quizá sí, me lo reprochaste
y en aquel momento me dio la risa
porque ser tirita también tiene su gracia.

Ser el dolor de bar y que me sorbieras,
el dolor a veces viene cual cubito de hielo.
Poder ser mordisco en tu mentón
y escuchar de nuevo tu queja.
Todavía no sé muy bien lo que soy
pero el caso es que sí se que tú me dueles.

No sé si puedo solicitar una beca
y pasarme una semana en el cursillo de tu constipado,
quiero ver cómo estornudas.
Ser tu vicio,
tu suspiro,
aunque sea volver a pasar una uña de nuevo por tu espalda,
hay a quien eso como que le duele.

Ser para ti por un rato combustible,
los cinco litros que nos pediste esa noche,
la gasolina que te faltó para no afrontarme,
ese,
tu dolor crónico.

Bah, aunque sea no me importaría ser un mosquito
y que alguna vez te pique o algo.

13 comentarios:

MaRGuiTa dijo...

A mi tampoco me importaría, aunque... difícil es decidir si ser dolor o tirita...

Supongo que prefiero ser tirita, pero soy dolor...

quien sabe...


Saludos

josé luis cervera dijo...

Me agrada la idea de acercar las cosas y su cotidianidad a la poesía, y reflejarlas. Es un intento tras otro, pero raramente lo consigo. Leo tu poema y me queda ese ambiente tantas veces perseguido. Entramado de palabras e imágenes que me transfieren una cercanía deseada. Musicalidad, me pareció estar oyendo cantar a las Vainica Doble, con sus dejes sarcásticos e irónicos. Y la verdad me hizo sentir bien.
Gracias.

sibila dijo...

«pero sé que de algo puedes estar crónico».
aquí y en el resto del poema, hay 'duende', ana. hay mucho 'duende' y mucho cantejondo. y mucha víscera.

Juan Cosaco dijo...

jo, y ni una aspirina ni ná?
vamos,no seas tan vengativa! jaja
Salud!

hanksiolitico dijo...

O una boa, que te abrace y te trague entero...

IGNACIO dijo...

Super original, en su totalidad.
Te felicito.

Alunizado dijo...

Qué frescura de poema,me encantó.Siempre he apreciado mucho esta forma de escribir,poniéndole un gráfico cotidiano a las letras.

Soy más tirita que dolor,creo,al menos hasta ahora.

Vuelvo a leerte.Besicos.

Bolki dijo...

Vengo de puntillas y te encuentro intentando ser dolor sin conseguirlo.Y yo, pretendiendo llegar a la primera casilla me pierdo y me apacigua encontrarte. Siendo dolor o tirita o lo que quiera que quieras.
A mí me resultas pomada
Gracias

Bolki dijo...

Pomada balsámica
de nuevo gracias

Maik Pimienta dijo...

Ya veo que se te arrima la buena gente como don gato, eso es bueno.

Me han gustado tus metáforas...tal vez debería uno, como tú dices, ser dolor de otro, por ser algo suyo. Muchas veces uno ama saliéndose de su propio cuerpo, y cuando vuelve lo encuentra frío.

Besos.

Julio Roberto Prado dijo...

ser el dolor de bar, eso me gusta

Gabriel dijo...

Hablás del dolor de tal modo que...duele menos.
No voy a decir mas, ya que repetiría los comentarios de los compañeros.
Me gustó mucho.
Besos.

Misael dijo...

y aun asi nunca es bastante...