...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

26 de junio de 2007

Al alba

Puede que mis besos esta noche resuenen en tu conciencia,

puede que en tu sueño
velen por los que vendrán
que marquen para ti los próximos
o nos quedásemos en aquellos

Hemos de darnos prisa.
Mis recuerdos y los tuyos pueden juntarse antes que nuestros cuerpos.
Tratemos de impedirlo.

8 comentarios:

IGNACIO dijo...

Puede que vuestros besos, pasen del sueño, y al despertar sean reales.

Daros prisa antes de que sea demasiado tarde.

Un abrazo.

josé luis cervera dijo...

Sólo está al alcance de los iluminados (en literatura hablaríamos de los místicos)el unirse a través de la idea, el concepto o a la fe. No está tan claro que el resto de los mortales fueran capaces de ello. A lo más que pueden llegar es al estadio del amor platónico o como mucho del sueño, siempre difuso aunque algunas veces revelador. De ahí que recurramos a la inmediatez de lo más próximo: a que los cuerpos se toquen, se unan, a ese "Hemos de darnos prisa"...
Gracias.

josé luis cervera dijo...

Queda al alcance de unos pocos (a los que en Literatura llamaríamos místicos) el alcanzar la unión con el cuerpo amado a través de la idea, el concepto o tal vez la fe. El resto de los mortales han de conformarse con el estadio complaciente del amor platónico, o como mucho con la visión borrosa aunque a veces reveladora del sueño. De ahí que se busque la inmediatez, ese "Hemos de darnos prisa". De alguna manera unos y otros exaltan la posesión.
Gracias

Rocío dijo...

Me gusta el poema, su maldita distancia.
He echado un vistazo general y volveré. Se respira la tranquilidad de la noche entre tanto azul y negro.Y es curioso: en un principio me chocaron los colores, pero es como estar en una madrugada que relaja.

¡Ah! Muy buena elección en los poemas del margen. Preciosas las fotografías del otro blog.

Besos

Pedro dijo...

los recuerdos pesan y los movimientos se hacen más lentos

Gabriel dijo...

Será al alba.
Abrazos porteños, Ana.

Clarice Baricco dijo...

Qué lindura de verso: mis recuerdos y los tuyos pueden juntarse antes que nuestros cuerpos.

Bien. Se siente.

Abrazos

Misael dijo...

te estas enamorando niña...