...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

25 de junio de 2007

Descobriment


Toda una noche contigo, amor,
y sin saber por qué me dejas
que esté por encima de las circunstancias

He descubierto varias cosas:
Que cuando voy borracha me miras directamente a los ojos de forma
que me haces gracia.
Que te vas para allá sin motivo aparente.
Que hueles divinamente.
Que eres más de pueblo que las amapolas.

Nada, cositas solo, ya va estando todo descubierto.

Nuestras son las noches,
también estas ya en las que te río,
te apuras,
me absorto y te supero y

Nuestros los amaneceres
en los que como que no nos entendemos,
como si tuvieses miedo a la luz,
a la claridad con la que te estoy queriendo;
una cosa rara que todavía no he descubierto.

3 comentarios:

anngiels dijo...

Te dejo mi huella en tu arena, ha sido bueno el paseo por tus sentimientos.

anngiels en noche tormentosa

IGNACIO dijo...

Nada es más divino que conocerse noche a noche amando, los amaneceres son mas tibios y dulces, sabiendo de su estampa y su figura, más aún de su actitud.

Bs amiga.

Misael dijo...

ni la ternura que tratamos funciono...