...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

10 de abril de 2007

Génesis


Adán y Eva tengo entendido
que hacían fuego y el amor como quien no quiere la cosa
Hay quien les vio que correteaban por el edén
desnudos alegremente
no había tv ni había que hacerse la cena
por lo tanto lo más que se hacía era el amor
Y lógicamente, tan cerca de dios aquello tenía que ser divino.

Dios andaba por allí como Pedro por su casa
porque le gustaba Eva
la hizo más inteligente, la dio ese cuerpo y la hizo pensar;
la quería bien.

Todas llevamos desde entonces
(la cruz a cuestas, aparte) una Eva dentro,
esas Eva que bajo tentaciones se atreven a pensar
cosas como las que yo estoy ahora pensando.

Pienso que ella estuvo mucho, muchísimo tiempo con Adán,
incluso años de los que se cuentan ahora,
te recuerdo que Jacob y fíjate quien es Jacob
vivió más de doscientos si me apuras.

Y, bueno, la naturaleza eran ellos,
ellos los primeros y los últimos en acostarse,
algún búho por ahí haciendo noche
y todas las estrellas sin nombre aún, arriba,
en lo que hasta hoy sigue siendo infinito.

3 comentarios:

Gabriel dijo...

Esa Eva brilla en tu ser, mi querida amiga, que tanto te extrañe estos últimos tiempos.
Gracias por tantos y tan bellos y sentidos comentarios en mi jardín.
Un abrazo.

Bolki dijo...

Iba a irme y me encontré ahí ese banco. He tenido que sentarme en un rincón para poder contemplarlo sin estropear el paisaje. ¿Porqué algo tan triste es a la vez tan bello?

Ana (...) dijo...

Ay pues no sé, la belleza es relativa, todo va en los ojos. La risa, por ej, se dibuja, tú deberías saberlo.

:-)