...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

20 de agosto de 2007

Anochecer

Cuando las sombras juegan a confundir siluetas
.
Justo a las horas en que las brujas calientan la magia
adentrándose en los que serán sus bosques
.
Ahí cuando el sol lo da todo por perdido hasta la próxima
y la luna se divierte creando formas a su antojo,
colocándose
.
En ese mitad/mitad de oscuridad adivinada
.
Mientras los últimos colores del ocaso
se difuminan a añoz luz de nosotros
.
Cuando se pierde el reflejo del agua
y el fuego promete iluminar estancias
mientras el aire remueve presagios de otros tiempos
.
Son esos y no otros los instantes en los que
te percibo confuso,
que ni una cosa ni otra,
despidiendo no se qué otros atardeceres.
.

7 comentarios:

Maik Pimienta dijo...

Umm, ¿Anhelo de verse uno en otras situaciones? Puede ser...pero no suele venir bien ese sentimiento...por experiencia.

Gracias por dejar constancia de tu paso, y por tus palabras, que, aparte de alimentar mi ego, me brindan una compañía en ti, sabiendo que no soy sólo yo quien lo siente.

Un beso.

Miguel.

Gabriel dijo...

Mucha luz en tus palabras, hasta por su omisión.
Como un atardecer de Magritte.
Un abrazo.

javier dijo...

¿Verdad?...siempre son esos instantes que tu describes con una maestría envidiable…siempre son esos y no otros…el resto del tiempo parece empeñarse tristemente en amamantar esperas.

Me gusta ese anochecer que nos traes, que nos prestas…en esa mitad/mitad que olvido o no sabe ser un todo.

Un saludo y gracias por tu visita

Abril_de_otoño dijo...

la oscuroidad de la noche te hace combertir en sombra y perderte en sus colores, por eso me gusta tanto. a veces me gusta no ser yo...

besitos y gracias por pasarte por mi blog.

abril.

IGNACIO dijo...

Esa es exactamente las horas de las brujas el instante perfecto donde el día cae para dejar paso a la noche.

...Y no es de extrañar en esos momentos confusión.
Me agrada.
Gracias por el paso por mi casa.

Gabriel dijo...

Hey, Sele!, este Blog es un mutante.
Un abrazo.

azpeitia dijo...

La tarde y la noche hacen brillar tu poesía, tienes el sabor de la poesía del ritmo y de la palabra.
En este paseo por tus páginas, salgo con el duende de tu sentir...un abrazo y hasta pronto...azpeitia