...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

14 de abril de 2008

Qué barbaridad

Tú cuando miras
¿piensas,
(...)
o solo miras?

Yo miro
cuando no me ves
[me lo enseñaste tú]
y te imagino
(...)
te imagino aquí al lado
y pienso,
(...)
pienso que te digo cosas
(...)
cosas como que
hoy he sido feliz un rato, unos diez minutos
tengo que tender una lavadora
cómo se cuelgan tus ojos
me lo tengo que montar por mi cuenta
(...)
pienso
cosas sin sentido, vaya
como que la próxima vez que te vea me tengo que acostar contigo.

5 comentarios:

josé luis cervera dijo...

El punto de partida ¿piensas o solo miras? introduce ya el desarrollo del poema con ese yo que a la vez piensa y mira en un juego encadenado y ciertamente dinámico hasta caer en el sin sentido, telar de fondo del sentimiento amoroso. Ágil y dinámico, y a la vez cercano.
Saludos

Víctor González dijo...

Ingeniosa fórmula para adornarla bellamente de palabras.
Me ha gustado. volveré

Diario de poesía dijo...

¡Excelente!
Yo digo siempre "qué barbaridad". Me divierte que una frase que me encargué personalmente de ajar sea el título de un poema (y tan bueno).

Gracias por pasar por mi diario.

¡Saludos!

Verónica

sibila dijo...

piensa, ana. como tú. piensa en lo mismo que estás pensando tú.
abrazo.

caborca dijo...

Me sigues gustando.Qué barbaridad.