...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

4 de mayo de 2007

Poquita cosa

Todo eso que está bailando,
eso que está riendo,
no soy yo
solo es lo que quiero aparentar en ese momento,

fragilidad extrema,

yo soy esa
que ha entrado tiritando en la sala
sin querer mirar a nadie a la cara
poquita cosa
diminuta
solo sentimiento entrando por la puerta
solo sentimiento.

**(...), en :
No me hables,
si quieres,
no me toques,
no me conozcas más,
yo ya no existo.
Yo soy sólo la vida
que te acosa
y tú eres la muerte
que resisto.
**D. Jaime Sabines, espléndido

3 comentarios:

bloc de Pepa dijo...

Molt maco el poema!

Pepa

Bolki dijo...

Extraña contradicción, Ana ¿se puede ser más que sentimiento?

Ana (...) dijo...

bolki, en ocasiones como esa casi que es preferible evitar la transparencia, yo al menos lo firmo.