...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

24 de septiembre de 2007

Arde

Me duele.
Me duele.
Me duele.
Me está doliendo todo esto que ahora ofreces:

-indiferencia mal fingida.
-pérdidas de memoria ocasionales.
-chulería.

Duele aún más que se llenen mis oídos
de maravillas que no aprecio
por tener mis sentidos en este sinvivir de absurdos
-lo que estoy viviendo contigo-.

5 comentarios:

Ana María Fuster dijo...

tus palabras lloran...

Gabriel dijo...

Hará falta sufrir para luego elevarse?
Un abrazo, Ana, y gracias por tus visitas.

javier dijo...

Leí…leí despacio, luego leí y después intente leerte, leer en Ana…pero Almudena Guzmán me llamo:

“De un tiempo
a esta parte
estoy prisionera
en un coche
de gritos y hielo
que circula
por carreteras oscuras”

Y al tratar de leerte otra vez Gioconda me salió al paso:

“porque cuando respiro
siento que el mundo todo
entra en mí y sale
con algo mío”

Y al tratar de leerte de nuevo, las palabras de José Maria se cruzaron:

“Lo importante
-repito-
es el recuerdo”

Mas tarde, al intentar regresar “en” tus palabras fue Angel quien me detuvo:

“Ese es su cuerpo de ayer
sobreviviendo de hoy
y si fuera posible aún
oprimir el agua,
ya no quedaría nada entre sus manos
…nada”.

Y cuando logre llegar de nuevo…aun ardía el dolor pero ellos hablan mejor que yo y solo acerté a leerte de nuevo.

Un beso.

Misael dijo...

a veces es grato engordar el ego...

azpeitia dijo...

Celos del aire, celos del viento,
no rompas lo que yo tengo...
no rompas lo que yo siento,
son madrugadas heladas
de aguardiente...
y puñaladas....azpeitia