...

.
.
En las noches del verano,
en las durces noches claras,
cuando tiemblan las estrellas
entre medio d'una luna'zul y branca,
y s'escuchan a lo lejos los cantares
de los grillos y las ranas,
algo asín com'un jilguero
qu'en la joya las Torbiscas canturrara,
algo asín como los trinos d'una mirla
que dijera sus quereles junt'l agua,
se barrunta dende arriba de las sierras,
entre medio de los brezos y las jaras.

**Luis Chamizo, poeta extremeño

.
.

13 de noviembre de 2009

Esta maldita sed

En ocasiones,
sólo en ocasiones,
puede ser más fuerte la sed que la necesidad.

¿Te apetece un trago?

2 comentarios:

Angel dijo...

Invito yo compañera...
y brindo contigo.

Un abrazo.

Gabriel dijo...

Más de uno...
Salud!